NOVELA | LA ISLA DEL TESORO
Una de las ilustraciones de José María Gallego para La isla del tesoro de Stevenson, editada por Reino de Cordelia. L.O.

Una de las ilustraciones de José María Gallego para La isla del tesoro de Stevenson, editada por Reino de Cordelia. L.O.

José María Gallego, la parte artística de Gallego & Rey, ha dedicado un año a ilustrar para Reino de Cordelia La isla del tesoro de Robert Louis Stevenson, uno de sus libros favoritos. La obra, con una nueva traducción de Pollux Hernúñez, cuenta con 50 ilustraciones, muchas de ellas de pasajes nunca antes ilustrados de la famosa novela

ALFONSO VÁZQUEZ

Nadie se había atrevido a plasmar en una ilustración la famosa canción que entona el viejo marinero en la posada Almirante Benbow nada más empezar La isla del tesoro: «Quince en el Cofre del Muerto…». José María Gallego (Madrid, 1955) pensó que podía hacerlo  y ha dibujado a los quince piratas subidos al cofre en mitad de un mar embravecido, con una bandera pirata semisumergida y en el horizonte la amenazadora sombra del diablo. Es la portada de la edición ilustrada de La isla del tesoro, de 384 páginas y 50 ilustraciones, que acaba de publicar Reino de Cordelia, con la traducción de Pollux Hernúñez, que como novedad incorpora el habla barriobajera de los piratas, tal y como quiso reflejar en el original Robert Louis Stevenson.

Como explica José María Gallego, que celebra los 35 años de humorista gráfico con Julio Rey, el guionista de Gallego & Rey, el libro surgió de forma casual.  «El editor Jesús Egido me propuso ilustrar un libro y de manera inconsciente dije La isla del tesoro, el libro con el que me enamoré de la literatura siendo adolescente. Luego me di cuenta de que la obra estaba superilustrada y de que había muchísimas referencia visuales».

Por este motivo, cuenta que quiso darle «personalidad», con encuadres originales y pasajes del libro que nunca antes se habían ilustrado. También tomó la decisión de que la obra tuviera su sello personal: «Me planteé la duda de si ilustraba con realismo, pero eso se alejaba tanto de mi estilo que no me iba a divertir. Al final se me ocurrió hacer los personajes en caricatura pero dentro de un entorno perfectamente real, como Hergé hacía con Tintín».

Y para un apasionado de la Historia y  además maquetista de barcos como José María Gallego fue una diversión el empaparse de los detalles técnicos del siglo XVIII. Ya fuera con acuarela o con técnica mixta (acuarela, acrílico, tinta china, lápiz, «y hasta el dedo»), en sus dibujos hay una concienzuda investigación que le lleva, por ejemplo, a ilustrar un cofre, «como eran los cofres de la marina británica en el XVIII, con las asas de cuerdas». De hecho, cuenta que uno de los objetos que más quebraderos de cabeza le dio fue un cañón giratorio en cubierta, «porque Stevenson dice que tenía un calibre de 9 libras cuando en la marina británica los calibres son pares».

El resultado es una obra repleta «de entonaciones, brumas, luces raras, esas cosas que me gusta mucho hacer», una obra que ha sabido captar la fuerza inquietante de este clásico de la literatura universal.

La isla del tesoro de Reino de Cordelia incluye muchos de los bocetos preparatorios del ilustrador y, por supuesto, el plano de la isla, que José María Gallego se encargó de arrugar y untar previamente de café para darle la apariencia de viejo pergamino.
En total, un año de duro trabajo durante el que confiesa haber disfrutado «un montón» para plasmar las aventuras del joven Jim Hawkins, la goleta La Hispaniola y John Silver el Largo y sus piratas, sin olvidar, claro, al Capitán Flint y los «reales de a ocho». El conocido ilustrador y humorista gráfico ya está embarcado en otro proyecto. Y va viento en popa.

La isla del tesoro, de Stevenson

FICHA
La isla del tesoro
ROBERT LOUIS STEVENSON
REINO DE CORDELIA
31,95 €
Share and Enjoy:
  • Twitter
  • Facebook
  • LinkedIn
  • Meneame
  • Google Bookmarks
  • RSS
  • Print
  • Digg

Artículos relacionados

Comente esta noticia

Aún no ha comentado nadie esta noticia. Sea el primero en hacerlo!

Comentarios a esta entrada no permitidos