ENSAYO | MIGUEL MARTORELL LINARES
El escritor e historiador Miguel Martorell (Madrid, 1963).

El escritor e historiador Miguel Martorell (Madrid, 1963).

ALFONSO VÁZQUEZ

Ediciones del Viento publica una amenísima investigación histórica sobre un duelo a muerte en Sevilla en 1904, entre un marqués consorte  y un capitán de la Guardia Civil
La escena fue digna de la zarzuela que en ese momento se representaba en el Teatro Cervantes de Sevilla. En las primeras filas se encontraba el capitán de la Guardia Civil Vicente Paredes, que vio cómo en mitad de la representación se le abalanzaba para abofetearle y pisotearle Rafael de León y Primo de Rivera, marqués consorte de Pickman. Ocurría el 6 octubre de 1904 en Sevilla.

Cuatro días más tarde tenía lugar un nada frecuente duelo a muerte con pistola en una hacienda próxima a Sevilla en la que el marqués pasaba a mejor vida, por la certera puntería del guardia civil, abofeteado porque se rumoreaba que coqueteaba con la mujer del fallecido, heredera de la fábrica de loza de la Cartuja.

Y si el humor, como dice Woody Allen, es la suma de tragedia más tiempo, lo que siguió se ve en la actualidad como un episodio tragicómico, porque el arzobispo de Sevilla, Marcelo Spínola, se negó en redondo a que el duelista pecador descansara en un cementerio católico, pero los obreros que portaban el féretro del marqués lo depositaron a la fuerza en su nicho y horas más tarde, la policía condujo los restos del finado al vecino cementerio civil.

Con este episodio digno de una comedia de Berlanga, el historiador madrileño Miguel Martorell ha forjado una investigación amenísima y poliédrica, que lleva por título Duelo a muerte en Sevilla. Una historia española del novecientos, de Ediciones del Viento. Amenísima, porque el autor se ha esforzado en que la investigación tenga brío y hasta sus dosis de humor y poliédrica porque este sainete le sirve al autor para analizar la situación social de la época y en especial, el complicado engranaje de los lances de honor en la clasista Europa de comienzos de siglo.

No hay que olvidar que a lo largo del XIX, pero también en el XX, los grandes escritores trataron a fondo el duelo: Balzac, Stendhal, Maupassant, Charles Dickens, Joseph Roth, Dostoyevski, Chejov, Joseph Conrad, Thomas Mann, Blasco Ibáñez…

En el caso que nos ocupa, chocó el honor del marqués presuntamente cornudo con el del capitán de la Guardia Civil, agraviado en público y por si fuera poco, en presencia del capitán general de Andalucía. Pese a que los duelos estaban prohibidos y se consideraban un delito, las autoridades sevillanas y el propio Gobierno miraron para otro lado. Los lances de honor seguían considerándose un asunto privado entre caballeros.

La reacción ultramontana del arzobispo de Sevilla le sirve además al historiador para analizar el anticlericarismo de la época, pero también la dura respuesta de Spínola. Engranajes todos ellos que forman una historia perfecta. Una anécdota sangrienta que sirve para conocer a fondo cómo era España (y parte de Europa) hace un siglo.

FICHA
Duelo a muerte en Sevilla
MIGUEL MARTORELL LINARES
EDICIONES DEL VIENTO
19,95 €

Un marqués manirroto, una marquesa bastarda, un militar galante, un duelo mortal, un arzobispo implacable y un cadáver insepulto… Miguel Martorell desentraña lo que a todas luces parece un sainete y sin embargo se trató de una historia real que agitó las tranquilas aguas del otoño sevillano de 1904 y hasta las del Gobierno.
Share and Enjoy:
  • Twitter
  • Facebook
  • LinkedIn
  • Meneame
  • Google Bookmarks
  • RSS
  • Print
  • Digg

Artículos relacionados

Comente esta noticia

Aún no ha comentado nadie esta noticia. Sea el primero en hacerlo!

Comentarios a esta entrada no permitidos